5 comentarios

Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás


“…mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás;” Juan 4:14[1]

Aquel que cree en Jesús, encuentra suficiente en su Señor para satisfacerlo ahora, y para contentarlo por siempre.

El creyente no es el hombre cuyos días están hartos del deseo de confort, y cuyas noches son largas por la ausencia de pensamientos que animen al corazón, porque él encuentra en la religión tal manantial de alegría, como una fuente de consolación, que él está satisfecho y feliz.

Ponlo en un calabozo, y el encontrará buena compañía, ponlo en un desierto estéril, y el encontrará el pan del cielo; aléjalo de los amigos, y él encontrará al “amigo que es más unido que un hermano.”[2]

Destruye todos sus plantíos, y él encontrará refugio bajo la Roca Eterna; mina la base de sus esperanzas terrenales, pero su corazón estará aún firme, confiando en el Señor.

El corazón es tan insaciable como la tumba, hasta que Jesús entra en éste, y entonces, es una taza llena hasta desbordarse. Hay tal plenitud en Cristo, que Él solo es el todo del creyente.

El verdadero santo está tan completamente satisfecho con la suficiencia total de Jesús, que él no tiene más sed, excepto si es por las profundas corrientes del Manantial Vivo.

Y en esa dulce forma, creyente, tendrás sed; no será una sed de dolor, sino un deseo amoroso; tú encontrarás éste como una cosa tan dulce para suspirar después de gozar totalmente del amor de Jesús.

Alguien de antaño dijo: “Yo he estado sumergiendo totalmente mi balde a menudo, pero ahora mi sed, después de Jesús, se ha vuelto tan insaciable, que yo anhelo intensamente poner el pozo mismo en mis labios, y beber directo de Él”

¿Es éste ahora el sentimiento de tu corazón, creyente? ¿Sientes que todos tus deseos están satisfechos en Jesús?, ¿Y que tú no tienes otro deseo ahora, sino conocer más de Él y tener una relación cercana con Él?

Entonces, acércate continuamente a la fuente y toma gratuitamente del agua de la vida, Jesús no pensará que tú ya has tomado suficiente, sino que siempre te drá la bienvenida, diciendo “Bebe, sí, bebe abundantemente, oh amado”

________________________________________

Concordancia: Juan 4:14 [1]

No tendrá sed Jamás: Juan_6:35, Juan_6:58, Juan_11:26, Juan_17:2, Juan_17:3; Isaías_49:10; Romanos_6:23; Apocalipsis_7:16

[2] “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.” Proverbios 18:24

About these ads

5 comentarios el “Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás

  1. Cuál es el agua que me dará Jesús a beber?

  2. no tendra sed jamas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 805 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: