Deja un comentario

La tristeza que es según Dios produce arrepentimiento


“Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento” 2 Corintios 7:10

Una aflicción genuina y espiritual, por el pecado, es el trabajo del Espíritu de Dios. Arrepentimiento es también, escoger una flor que crece en el jardín de la naturaleza. Las perlas crecen naturalmente en las ostras, pero la penitencia nunca se muestra en los pecadores, excepto cuando la gracia divina trabaja en ellos. Si tu tienes una partícula de odio por el pecado, Dios debe estar dándotelo, porque las espinas de la naturaleza humana, nunca producen un solo higo. “Lo que es nacido de la carne, carne es”

El verdadero arrepentimiento tiene una evidente referencia para el Salvador. Cuando nos arrepentimos del pecado, nosotros debemos tener uno ojo puesto en el pecado y otro puesto en la cruz, o será aún mejor si nosotros fijamos nuestros dos ojos sobre Cristo y vemos nuestras transgresiones solo a la luz de Su amor.

El verdadero arrepentimiento del pecado es eminentemente práctico. Ningún hombre puede decir que odia el pecado, si vive en él. El arrepentimiento nos hace ver lo maligno del pecado, no meramente como una teoría, sino experimentalmente, como un niño quemado le tiene pavor al fuego. Deberemos estar mucho más temerosos de esto, que como un hombre que ha sido asaltado últimamente, tiene miedo de que el asaltante regrese. Debemos desviarnos de él, desviarnos en todo, no solo en las grandes cosas, sino también en las pequeñas, como el hombre que se desvía tanto de las culebras como de las grandes serpientes. La aflicción genuina por el pecado, nos hará muy celosos de nuestra lengua, para que no vaya a pronunciar una mala palabra; debemos estar muy atentos a nuestras diarias acciones, para que no ofendamos en nada, y cada noche, nosotros debemos cerrar el día con dolorosas confesiones de nuestros defectos, y cada mañana, despertar con ansiosas plegarias, de que este día Dios nos sostendrá a fin de que no pequemos de nuevo contra Él.

El arrepentimiento sincero es continuo. Los creyentes se arrepienten hasta el día de su muerte. Este goteo no es intermitente. Cada dolor se produce a tiempo, pero este amado dolor crece con nuestro crecimiento, y es tan dulce como amargo, que agradecemos a Dios nos permita gozarlo y sufrirlo hasta nuestra entrada al descanso eterno.

———————————————————————–

Versículo completo: 2Corintios 7:10  Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación,  de que no hay que arrepentirse;  pero la tristeza del mundo produce muerte.
Concordancia: Arrepentimiento: 2Corintios 12:21; 2Samuel 12:13; 1Reyes 8:47-50; Job 33:27, Job 33:28; Jeremías 31:9; Ezequiel 7:16; Ezequiel 18:27-30; Jonás 3:8, Jonás 3:10; Mateo 21:28-32, Mateo 26:75; Lucas 15:10, Lucas 18:13; Hechos 3:19, Hechos 11:18; 2Timoteo 2:25, 2Timoteo 2:26
Joh 3:6  Lo que es nacido de la carne,  carne es;  y lo que es nacido del Espíritu,  espíritu es.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 796 seguidores

%d personas les gusta esto: